Declaración de herederos

La Declaración de Herederos es un proceso fundamental en el derecho sucesorio que establece legalmente quiénes son los herederos de una persona fallecida y qué derechos y obligaciones adquieren.

CONCEPTOS GENERALES

  • Las normas para determinar los herederos sin testamento se encuentran en el Código Civil, comenzando por el artículo 930, estableciendo la metodología para identificar herederos legítimos.
  • Para la declaración de herederos, las partes interesadas deben acudir a un notario, quien elaborará un acta de notoriedad esencial en este procedimiento.
  • Cualquier persona con interés legítimo puede solicitar al notario la iniciación de la declaración de herederos, abriendo el proceso a todas las partes relevantes.
  • El acta requiere testimonios de al menos dos testigos imparciales, que conozcan la situación familiar pero no tengan interés directo en la herencia.
  • El notario debe permitir la participación de todas las partes, realizando las pruebas necesarias para aclarar la sucesión.
  • Tras la publicación del expediente por el notario, hay un mes para presentar oposiciones; sin objeciones, el notario finaliza el proceso.
  • Si nadie se presenta en dos meses tras la convocatoria, la herencia se declara vacante, posibilitando que el Estado se convierta en heredero.

¿Necesitas un abogado experto en herencias?

Con 20 años de experiencia como abogados de herencias y cientos de casos resueltos, te asesoramos y resolvemos tus dudas sin compromiso.

Necesito Asesoramiento

¿Qué es la Declaración de Herederos?

La Declaración de Herederos es un proceso legal a través del cual se identifica y reconoce oficialmente a las personas que tienen derecho a heredar los bienes de alguien que ha fallecido.

Este proceso puede parecer complejo, pero es un paso fundamental para garantizar que la herencia se distribuya según la ley y las últimas voluntades del difunto.

Artículo 912 del Código Civil:

La sucesión legítima tiene lugar:

1.º Cuando uno muere sin testamento, o con testamento nulo, o que haya perdido después su validez.

2.º Cuando el testamento no contiene institución de heredero en todo o en parte de los bienes, o no dispone de todos los que corresponden al testador. En este caso, la sucesión legítima tendrá lugar solamente respecto de los bienes de que no hubiese dispuesto.

3.º Cuando falta la condición puesta a la institución de heredero, o éste muere antes que el testador, o repudia la herencia sin tener sustituto y sin que haya lugar al derecho de acrecer.

4.º Cuando el heredero instituido es incapaz de suceder.

La implementación de la Ley 15/2015, de 2 de julio, sobre la Jurisdicción Voluntaria, ha agilizado el procedimiento de declaración de herederos al permitir su realización a través de notarios, eliminando la necesidad de recurrir a los tribunales.

Esta normativa se encuentra detallada en los artículos 55 y 56 de la Ley del Notariado, fechada el 28 de mayo de 1862.

Sin embargo, la capacidad de los notarios para gestionar el proceso de declaración de herederos abintestato es limitada, aplicándose únicamente cuando el fallecido ha dejado herederos forzosos. En situaciones distintas a estas, será imprescindible recurrir a la vía judicial.

Los «herederos abintestato» son aquellos individuos que heredan bienes de una persona fallecida que no dejó testamento, o cuyo testamento es inválido o no dispone de todos sus bienes

Importancia Legal de la Declaración de Herederos

La Declaración de Herederos no solo establece quién tiene derecho a qué parte de la herencia, sino que también es crucial para resolver cualquier deuda pendiente del difunto y evitar posibles disputas familiares.

Además, en términos fiscales, es imprescindible para determinar las obligaciones tributarias de los herederos. En resumen, este procedimiento asegura una transición ordenada y legal de los bienes, protegiendo los derechos de todos los involucrados.

Requisitos Legales para la Declaración de Herederos

Ahora que ya sabemos qué es y por qué es crucial la Declaración de Herederos, vamos a adentrarnos en los requisitos legales para llevar a cabo este proceso.

Documentación Necesaria

Para iniciar el proceso de Declaración de Herederos, necesitas reunir ciertos documentos esenciales. Estos incluyen el certificado de defunción del fallecido, su testamento (si lo hubiera), y los documentos de identidad tanto del difunto como de los presuntos herederos. En algunos casos, también se requiere un inventario detallado de los bienes.

Criterios Legales para la Determinación de Herederos

Una vez que tienes toda la documentación en mano, es momento de entender los criterios legales para determinar quiénes son los herederos.

Este punto varía dependiendo de si el difunto dejó un testamento o no. En caso de que no exista testamento, la ley establece un orden de sucesión que comienza con los familiares más cercanos.  Aquí entran en juego términos como «herederos legítimos» y «herederos forzosos«.

Cómo se hace la declaración de herederos

Avanzando en nuestro análisis, es crucial entender el procedimiento específico para la Declaración de Herederos. Este proceso, aunque meticuloso, es fundamental para garantizar que los derechos sucesorios se asignen de manera justa y conforme a la ley.

Artículo 55.1 de la Ley del Notariado

1. Quienes se consideren con derecho a suceder abintestato a una persona fallecida y sean sus descendientes, ascendientes, cónyuge o persona unida por análoga relación de afectividad a la conyugal, o sus parientes colaterales, podrán instar la declaración de herederos abintestato. Esta se tramitará en acta de notoriedad autorizada por Notario competente para actuar en el lugar en que hubiera tenido el causante su último domicilio o residencia habitual, o donde estuviere la mayor parte de su patrimonio, o en el lugar en que hubiera fallecido, siempre que estuvieran en España, a elección del solicitante. También podrá elegir a un Notario de un distrito colindante a los anteriores. En defecto de todos ellos, será competente el Notario del lugar del domicilio del requirente.

Pasos Iniciales y Presentación de Documentos

El primer paso en el proceso de Declaración de Herederos es la presentación de la documentación pertinente en el juzgado o ante un notario, según sea el caso. Este paso inicial es crítico, ya que un solo documento faltante o incorrecto puede retrasar todo el procedimiento.

Los herederos potenciales o interesados deben presentar los documentos que acrediten su vínculo con el difunto, además del certificado de defunción y, si existe, una copia del testamento. Este paso garantiza que todos los posibles reclamantes de la herencia sean debidamente considerados.

Artículo 56 de la Ley del Notariado

El requirente deberá aseverar la certeza de los hechos positivos y negativos, en que se haya de fundar el acta y deberá ofrecer información testifical relativa a que la persona de cuya sucesión se trate ha fallecido sin disposición de última voluntad y de que las personas designadas son sus únicos herederos.

Es imprescindible que el acta incluya las declaraciones de mínimo dos testigos, quienes pueden ser familiares del difunto siempre y cuando no tengan un interés directo en la herencia.

Artículo 56.2 de la Ley del Notariado

2. En el acta habrá de constar necesariamente, al menos, la declaración de dos testigos que aseveren que de ciencia propia o por notoriedad les constan los hechos positivos y negativos cuya declaración de notoriedad se pretende. Dichos testigos podrán ser, en su caso, parientes del fallecido, sea por consanguinidad o afinidad, cuando no tengan interés directo en la sucesión.

Procedimientos Judiciales y Notariales

El proceso puede ser judicial o notarial. La ruta a seguir dependerá de si existe o no un testamento y si hay acuerdo entre los herederos potenciales.

En casos donde no hay testamento o hay desacuerdo entre los herederos, se requiere un procedimiento judicial. Este proceso implica la intervención de un juez que determinará quiénes son los herederos legítimos.

Por otro lado, si hay un testamento claro y no hay disputas entre los herederos, el procedimiento aconsejable es el notarial, ya que es más rápido, menos gravoso y menos complicado.

En ambos casos, es imprescindible la asistencia de un profesional legal especializado en derecho sucesorio para navegar adecuadamente por estas aguas legales.

Derechos y Obligaciones de los Herederos

Una vez que se ha completado el proceso de Declaración de Herederos, es esencial comprender los derechos y obligaciones que esto implica.

Los herederos no solo adquieren derechos sobre los bienes del difunto, sino que también deben cumplir con ciertas responsabilidades legales.

Derechos Sucesorios y Propiedad

Los herederos, una vez reconocidos legalmente, adquieren derechos sobre la propiedad y activos del fallecido. Esto incluye bienes inmuebles, cuentas bancarias, vehículos y otros activos.

Es importante destacar que estos derechos no son absolutos y pueden estar sujetos a ciertas condiciones o limitaciones, especialmente en casos de herencias con deudas o litigios pendientes.

La adecuada administración de estos bienes y la toma de decisiones informadas son aspectos clave en la gestión de la herencia.

Obligaciones Fiscales y Deudas

Además de los derechos, los herederos también asumen obligaciones, siendo las más destacadas las fiscales y las deudas del difunto.

En cuanto a las obligaciones fiscales, los herederos deben declarar la herencia y pagar los impuestos correspondientes, que varían según la jurisdicción.

Respecto a las deudas, es un principio general que los herederos no son responsables personalmente de las deudas del difunto, pero estas deben satisfacerse a partir de los bienes heredados.

Esto puede requerir la venta de bienes para saldar las obligaciones, lo cual debe hacerse respetando las normas legales aplicables.

Casos Especiales en la Declaración de Herederos

El derecho sucesorio a menudo se encuentra con situaciones particulares que requieren una atención y tratamiento especial. Estos casos especiales pueden presentar desafíos únicos en el proceso de Declaración de Herederos.

Herederos no Testamentarios y Legítimos

Cuando una persona fallece sin dejar testamento, se activa el proceso de sucesión intestada. Aquí, la ley establece un orden de sucesión basado en la relación de parentesco con el difunto.

Los herederos legítimos, como los hijos, cónyuge o padres, tienen derecho preferente en la sucesión. Estos casos requieren una atención meticulosa para determinar la legítima de cada heredero y garantizar una distribución equitativa de la herencia conforme a la ley.

En caso de no determinar la identidad o residencia

En caso de que el notario no pueda determinar la identidad o residencia de alguna de las partes interesadas, deberá anunciar la tramitación del acta publicando un aviso en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y colocando el mismo en los tablones de anuncios de los ayuntamientos relacionados.

Una vez realizada la publicación, las partes interesadas disponen de un mes para presentar cualquier objeción.

Posteriormente, el notario concluirá el expediente, especificando quiénes son los parientes del fallecido que se convierten en herederos abintestato y los derechos que les corresponden según la ley. Si algún potencial heredero no ha sido localizado o no se ha podido verificar su derecho, esto se anotará en el acta para permitirles reclamar su derecho a través de los tribunales.

Artículo 56 de la Ley del Notariado

En caso afirmativo, declarará qué parientes del causante son los herederos abintestato, expresando sus circunstancias de identidad y los derechos que por ley les corresponden en la herencia.

Se hará constar en el acta la reserva del derecho a ejercitar su pretensión ante los Tribunales de los que no hubieran acreditado a juicio del Notario su derecho a la herencia y de los que no hubieran podido ser localizados. También quienes se consideren perjudicados en su derecho podrán acudir al proceso declarativo que corresponda.

Tiempos de presentación

Si pasan dos meses desde la convocatoria a las partes interesadas sin que ninguna se presente, se considerará que la herencia queda sin reclamantes. En este escenario, se inicia un procedimiento administrativo que puede resultar en la asignación de la herencia al Estado.

Artículo 56 de la Ley del Notariado

4. Transcurrido el plazo de dos meses desde que se citó a los interesados sin que nadie se hubiera presentado o si fuesen declarados sin derecho los que hubieren acudido reclamando la herencia y si a juicio del Notario no hay persona con derecho a ser llamada, se remitirá copia del acta de lo actuado a la Delegación de Economía y Hacienda correspondiente por si resultare procedente la declaración administrativa de heredero. En caso de que dicha declaración no correspondiera a la Administración General del Estado, la citada Delegación dará traslado de dicha notificación a la Administración autonómica competente para ello.

Situaciones de Herencias Controversiales

En ocasiones, la declaración de herederos puede verse complicada por disputas familiares, reivindicaciones de herederos desconocidos, o la existencia de testamentos ambiguos o contradictorios.

Estas situaciones controversiales pueden requerir procedimientos judiciales más complejos y prolongados, en los que la intervención de un abogado especializado en derecho sucesorio es fundamental.

El abogado no solo proveerá asesoramiento legal sino también buscará mediar en las disputas y encontrar una solución que respete los derechos de todas las partes involucradas.

Consejos para el Proceso de Herencia

El proceso de herencia puede ser complejo y abrumador, especialmente para aquellos que no están familiarizados con el derecho sucesorio.

Aquí ofrecemos algunos consejos prácticos para ayudar a los herederos y partes interesadas a navegar este proceso con mayor claridad y eficiencia.

Asesoramiento Legal Adecuado

El aspecto más crítico en el manejo de una herencia es buscar asesoramiento legal profesional.

Un abogado especializado en derecho sucesorio no solo proporcionará orientación precisa sobre los procedimientos a seguir, sino que también ayudará a evitar errores comunes que pueden llevar a disputas o retrasos.

El asesoramiento legal es particularmente valioso en casos de herencias complejas, disputas entre herederos, o cuando se trata de activos significativos o situaciones fiscales complicadas.

Evitando Disputas Familiares

Las herencias a menudo pueden ser fuente de tensiones y conflictos familiares. Es crucial abordar el proceso con transparencia, comunicación y, en la medida de lo posible, buscar acuerdos amistosos entre todas las partes.

En algunos casos, la mediación puede ser una herramienta útil para resolver disputas y alcanzar un consenso. Mantener un enfoque centrado en la equidad y el respeto mutuo puede ayudar significativamente a minimizar los conflictos durante el proceso de sucesión.

Preguntas Frecuentes FAQ

¿Quiénes son los herederos si no hay testamento?

Cuando una persona fallece sin dejar testamento, se aplica la sucesión legal o intestada.

Los herederos se determinan por la ley, siguiendo un orden de parentesco: primero los hijos y descendientes; en su ausencia, los padres y ascendientes; luego, el cónyuge; y si no existen ninguno de estos, heredarían otros familiares más lejanos, como hermanos o sobrinos con las salvedades correspondientes a si es sucesión testada o intestada.

¿Cuánto tiempo se tiene para aceptar o renunciar a una herencia?

El plazo para aceptar o renunciar a una herencia no está específicamente determinado por la ley, lo que significa que no hay un límite de tiempo estricto.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que ciertos actos, como la disposición de bienes hereditarios, pueden interpretarse como una aceptación tácita de la herencia. Además, aspectos fiscales como el Impuesto de Sucesiones tienen plazos que deben ser considerados.

¿Es obligatorio pasar por un notario para hacer la declaración de herederos?

La necesidad de acudir a un notario para la declaración de herederos depende de la situación.

Si el fallecido dejó testamento, normalmente se realiza la sucesión a través de dicho testamento ante notario.

En cambio, si no hay testamento, los herederos deben solicitar la declaración de herederos abintestato ante un notario, siempre que no existan controversias sobre quiénes son los herederos legítimos.

En casos más complejos o disputados, puede ser necesario recurrir a la vía judicial.

Si te encuentras enfrentando un proceso de herencia o tienes dudas sobre cómo proceder en una Declaración de Herederos, no dudes en buscar asesoramiento legal personalizado. Contar con el apoyo de un experto en derecho sucesorio no solo te proporcionará tranquilidad, sino que también asegurará que el proceso se maneje de manera eficiente y acorde con las disposiciones legales vigentes.

Otros artículos de interés:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Consúltame
Hola,
¿En qué puedo ayudarte?